Lab Created Diamonds

Diamantes creados en laboratorio

Los diamantes cultivados, sintéticos o creados en laboratorio se cultivan en un laboratorio en lugar de formarse naturalmente en la corteza terrestre durante millones de años. Estos diamantes tienen la misma composición química y estructura cristalina que los diamantes naturales. Aún así, se crean mediante deposición química de vapor (CVD) o síntesis de alta presión y alta temperatura (HPHT).

El proceso CVD implica colocar una pequeña semilla de diamante en una cámara sellada e introducir un gas rico en carbono, como metano y otros elementos. El gas se ioniza y los átomos de carbono forman una capa sólida sobre la semilla del diamante, formando gradualmente el cristal de diamante. Este proceso puede tardar varias semanas o más para producir un diamante de tamaño significativo.

En la síntesis HPHT, se coloca una pequeña semilla de diamante en una prensa que la somete a condiciones de presión y temperatura extremadamente altas, imitando las condiciones naturales bajo las cuales se forman los diamantes en el manto terrestre. La prensa también incluye material fuente de carbono, como el grafito. La combinación de presión y temperatura hace que los átomos de carbono cristalicen y formen un diamante más grande alrededor de la semilla. Este proceso puede tardar algunos días en producir un diamante terminado.

Los diamantes creados en laboratorio son óptica y químicamente idénticos a los diamantes naturales y poseen la misma dureza, brillo y durabilidad. Se clasifican utilizando los mismos criterios que los diamantes naturales, incluidas las cuatro C: peso en quilates, color, claridad y talla. La principal diferencia es su origen, ya que los diamantes creados en laboratorio se fabrican en lugar de producirse de forma natural.

Hay varias razones por las que las personas pueden elegir diamantes creados en laboratorio. En primer lugar, ofrecen una alternativa ética y respetuosa con el medio ambiente a los diamantes extraídos. Los diamantes creados en laboratorio no implican minería, lo que puede tener impactos sociales y ambientales negativos. Además, los diamantes creados en laboratorio suelen ser menos costosos que los diamantes naturales de calidad similar, lo que los convierte en una opción más asequible para muchos consumidores.

Vale la pena señalar que la disponibilidad y aceptación de los diamantes creados en laboratorio han aumentado en los últimos años. Ahora están ampliamente disponibles en el mercado de la joyería. Están reconocidos por las principales organizaciones gemológicas, como el Instituto Gemológico de América (GIA), que emite informes de clasificación para diamantes naturales y creados en laboratorio.

Sin embargo, es fundamental tener en cuenta que no todos los diamantes del mercado se crean en laboratorio. Algunos minoristas pueden vender piedras preciosas sintéticas o simulantes que se parecen a los diamantes pero que tienen diferentes composiciones o propiedades químicas. Si desea específicamente un diamante creado en laboratorio, lo mejor es comprarlo de fuentes acreditadas y solicitar la certificación de laboratorios gemológicos reconocidos.

#MikingLlc #MikingLuxuryGoods #Diamantes #LabCreated #Diamantes #Moda #Diamantes

Regresar al blog

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.